¿QUÉ NO ES LA MASONERÍA?

Con el objeto de que no tengas una idea equivocada de lo que es la Institución, debemos consignarte ciertos preceptos de suma importancia.

1.

Contrario a la opinión general de los profanos, la Masonería no es una institución de caridad ni una bolsa de empleos. Uno de los principios fundamentales de la Orden es hacer el bien, y el masón tiene por obligación, acudir en ayuda del necesitado. Pero puedes tener la certeza, de que en este sentido se te llamará más como contribuyente que como beneficiario.

2.

La Masonería no asegura a sus miembros contra las vicisitudes de la senectud, no emite póliza contra enfermedades, seguro de vida, ni paga indemnizaciones en caso de muerte de uno de sus afiliados. La Institución no desconoce estos y otros medios que tiene la sociedad para reducir el sufrimiento y las privaciones, pero limita los casos de auxilio personal a aquellas circunstancias en que sea de imperiosa necesidad.

3.

La Masonería no es una religión. Tiene su filosofía propia que guarda armonía con la iglesia, la escuela y demás instituciones.

4.

La Masonería no se presta a promover intereses egoístas. Si abrigas cualquier inquietud o propósito de esta naturaleza en tu mente, no debes ingresar al seno de esta noble Institución.

5.

La Masonería no esta afiliada a ningún partido político, ni interviene en política, pero lucha abiertamente por la libertad y dignidad del hombre.